GUILLERMO MARTÍNEZ

Guillermo Martínez (Bahía Blanca, 1962). Se radicó en Buenos Aires en 1985, donde se doctoró en Ciencias Matemáticas. Posteriormente residió dos años en Oxford, Gran Bretaña, con una beca de postdoctorado del CONICET. En 1982 obtuvo el Primer Premio del Certamen Nacional de Cuentos Roberto Arlt con el libro La jungla sin bestias (inédito). En 1989 obtuvo el Premio del Fondo Nacional de las Artes con el libro de cuentos Infierno Grande (Planeta). Su primera novela, Acerca de Roderer (Planeta, 1992), tuvo gran recibimiento de la crítica y fue traducida a varios idiomas. Publicó después La mujer del maestro (novela, Planeta 1998).
En 2003 apareció el libro de ensayos Borges y la matemática (Seix Barral) y obtuvo el Premio Planeta Argentina con Crímenes imperceptibles, novela que fue traducida a treinta y cinco idiomas y llevada al cine por el director Álex de la Iglesia, con el título Los crímenes de Oxford y un casting que incluye a John Hurt, Anthony Hopkins y Elijah Wood.
En 2005 publicó un libro de artículos y polémicas sobre literatura: La fórmula de la inmortalidad (Seix Barral). En 2007 apareció su novela, La muerte lenta de Luciana B., contratada hasta el momento para traducciones a veinte idiomas, y votada por la crítica en España entre los diez mejores libros de 2007. En 2009 publicó en Seix Barral el ensayo Gödel (para todos), en colaboración con Gustavo Piñeiro. Y en el año 2011 la novela: Yo también tuve una novia bisexual.
Participó del Internacional Writing Program de la Universidad de Iowa y obtuvo becas del Banff Centre for the Arts y de las fundaciones MacDowell y Civitella Ranieri. Colabora regularmente con artículos y reseñas en el diario La Nación y otros medios. Fue jurado de los principales premios literarios de: Alfaguara, Planeta, Emecé, La Nación-Sudamericana, Fondo Nacional de las Artes.
Principales distinciones: Premio Roberto Arlt (cuento), por el libro La jungla sin bestias (1982). Premio Fondo Nacional de las Artes (cuento), por Infierno grande (1988). Premio Planeta Argentina (novela), por Crímenes imperceptibles (2003). Esta novela también obtuvo el Premio Mandareche (España, 2006). Ha sido declarado Ciudadano distinguido de Bahía Blanca, por el Concejo Deliberante de dicha ciudad (2008). Publicación de “Infierno grande” en The New Yorker (27 de abril de 2009). Consideremos que dicho diario solamente habia publicado con anterioridad, un cuento de Borges. Guillermo Martínez es uno de los escritores argentinos más traducidos en el mundo.
Opiniones y entrevistas
Sobre su novela Acerca de Roderer. Publicada en la revista Escribir y publicar, 2006.
“Acerca de Roderer, su primera novela, vio la luz en 1993, y fue considerada por el diario La Nación como “una de las mejores novelas, o quizás la mejor, publicada entre nosotros en los últimos tiempos”. En ella se aborda el afán de conocimiento, el mito de Fausto, el de Prometeo, la iniciación adolescente, el teorema de Gödel, la filosofía y la inteligencia. (…) Una obra perfecta.”
Fragmento de una Encuesta sobre narrativa latinoamericana del Caribe y el Cono Sur (para las universidades de Gante y de Amberes, Bélgica):
―Usted es doctor en matemáticas, ¿aplica la estructura matemática a sus libros? ¿Cómo explicaría la “estética matemática” en el proceso literario?
―Si bien es cierto que llegué a doctorarme en matemática, la literatura estuvo desde mucho antes en mi vida, desde la infancia. Mi primer libro de cuentos lo terminé antes de los 19 años, cuando todavía ni siquiera se me había cruzado la posibilidad de estudiar matemática (y me hubiera extrañado muchísimo si alguien me mostrara ese futuro). Casi podría decir que la matemática fue un accidente, o un desvío que proseguí durante muchos años. En general concibo mis novelas como si fueran cuentos, esto fue también así en el caso de Acerca de Roderer, que es un texto a mitad de camino entre el cuento y la novela. Creo que hay en estas formas breves algo del rigor y el laconismo que suele asociarse al pensamiento matemático. Pero no diría de ningún modo que hago alguna suerte de “matemática aplicada”. La matemática me ha dado en todo caso el conocimiento de algunos ámbitos, algunos personajes, algunos temas, de la misma manera supongo, que la actividad de la pesca pudo haber influido en la literatura de Hemingway. Lo que sí he percibido, y escribí algunos artículos respecto a esto, es que hay una analogía bastante estrecha entre el modo de concebir la solución de un problema en matemática y su posterior codificación por escrito en ese texto que se llama demostración y la manera de imaginar en literatura y su posterior codificación por escrito en esos textos que llamamos cuentos o novelas. En cuanto a predilecciones estéticas, soy como lector bastante más amplio y admiro también muchísimo a otros autores “abigarrados” o digresivos, como Svebo, Proust, o el que es mi preferido de todos los tiempos, Henry James, que participa a la vez de los dos mundos”.

Mostrando todos los resultados 1